Omnet reto 1

Minientrada

Me encargaron una simulación en este “conocido” ambiente de programación.

La neta y sin decir de más, no he hecho mucho, el programa lo hace todo de maravilla, siempre y cuando sepas qué estás haciendo y los resultados que más o menos estás esperando (si se supieran los resultados exactos, no habría necesidad de hacer experimento alguno).

Son las 7:13 am y es la segunda vez que me desvelo así, culero, por esta cosa de la simulación. Me habían dado originalmente 15 días y esos se agotan exactamente mañana.

Estoy actualmente en ese estado donde no sabes ya ni qué pedo con el sueño, pero que sabes que cuando te ataque será mortal y quedarás totalmente noqueado por él.

Trataré de buscar a Sensei para aclarar unas dudas y ver cómo quiere que quede la simulación final.

No hay mucho avance como tal, no en el aspecto de finalizar de la simulación, pero sí en el aspecto de las estructuras del simulador. Ojalá me de una semana más o algo así.

Es lo que pasa cuando Sensei se mete de huevos a un compromiso y ni te avisa que los resultados que tú otorgues, son clave para esos papeles. Qué huevos.

Bueno, a ver cómo sale todo al final, ojalá duerma un buen (y pueda jugar gears un rato).

P.D. Estoy tratando de querer la estadística, tanto tiempo nos hemos llevado de la verga (soy malísimo en ella) pero pues intento remediar eso. La simulación es de teoría de colas, un sistema M/G/c (lo que sea que eso les signifique).

Goliath.

the cabs

El año pasado, cuando me sentía básicamente sin pasatiempo alguno (aparte del que practico de vez en cuando que es ir a caminar por un lugar que desconozca totalmente), decidí empezar a ir a conciertos de manera semi-aleatorio de grupos japoneses que no fueran tan famosos.

Esto por el dinero que pueden llegar a costar los conciertos aquí y porque los grupos japoneses famosos, generalmente están asociados al J-Pop y la neta no me gusta.

Un día estaba en una tienda bien chingoncita en Shibuya llamada Tower Records…

Image

… Y tenían de fondo a una bandita que me sonó muy bien. Era una mezcla de rock indie con screamcore o cómo sea que le quieran llamar a esa género parecido al hardcore donde gritan bastantito.

Me agradó a tal punto que intenté identificar la canción con Shazam! pero valió madres porque habrán de saber que Shazam! está bastante reducido en el hecho de reconocer grupos no tan famosos (o al menos todas las veces que lo he intentado con bandas de acá, me ha fallado). Al final, le pregunté a una de las chicas que atendían en tal tienda y pues ya me llevó a donde estaba el material del grupo.

La banda era the cabs.

Image

Su primer disco: 一番はじめの出来事

Resulta que acababan de sacar su segundo cd llamado 回帰する呼吸 (kaikisuru kokyuu) ó “aliento recurrente”. Esto fue por allá de noviembre del 2011 y pues ya trabado y todo empecé a investigar sobre ellos y sobre su música. Fue que en spotify pude escuchar sus discos (tienen 2) y ya quedé todo trabado.

La canción que más me gusta se llama 僕たちには明日はない (No hay mañana para nosotros), la letra y el ritmo de la rola está poca madre.

The Cabs – bokutachiniasuhanai

Encontré que a poco de haber sucedido mi visita a dicha tienda, the cabs tenía una fecha programada en un club en Shimokitazawa, que me quedaba bien cerca con respecto al lugar donde solía vivir el año pasada (Kami soshigaya) en Tokio. Y pues con mi dinero en mano y mucha expectativa, me lancé al concierto. Lo chido de los conciertos por acá es que al menos a los que me ha tocado ir, siempre salen varias bandas a escena, mínimo unas 4, entonces por ejemplo vas a ver a una en especial y tienes oportunidad de conocer a otras nuevas y así ampliar el conocimiento musical con respecto a la escena de música indie en Japón (al menos la de Tokio).

El concierto estuvo muy bueno, the cabs (especialmente el guitarrista, 2do vocal) tienen una fuerza increíble en el escenario. A pesar de que se movía por todos lados, se tiraba al suelo, etc., nunca falló una nota y demostró la maestría que tiene sobre la guitarra. A la fecha los he visto 3 veces en vivo y la neta sí están muy chingones. Lo único que sí me decepcionó esa primera vez, es que tocaron como 20 minutos nada más y ellos fueron los últimos en salir a escena, eran la banda principal.

Las letras son buenas, el ritmo es totalmente indie con un ligero toque de progresivo, y la actitud de la banda en escena es grande, muy grande para ser un grupo que “acaba” de iniciar.

Conocí en ese concierto a otras dos bandas: indigo la End y a キノコ帝国 (kinoko teikoku) que también están muy rifados como bandas, indigo la End trae un estilo indie rock con una voz suavizada y kinokoteikoku es trip-hop (¡En japonés!). Espero estar hablando de estas dos bandas más adelante en otro post.

Les dejo la página oficial de the cabs:

http://www.thecabs.jp/

Y una reseña (en inglés) del 2do disco.

http://www.japantimes.co.jp/text/fm20120105l2.html?fb_ref=.TwbOT1CtfPI.like&

Hola

He decidido abrir este blog en el que estaré debrayándome en las curiosidades diarias que me encuentre en mi camino.

En general, prefiero no etiquetar gente, no encerrarlos en categorías, últimamente traigo un rollo mental algo denso, con el cual al final de las cosas, espero tienda a llevarme a una libertad mental y obviamente a una felicidad más duradera en cualquiera de los sentidos en los que ésta pueda ubicarse.

Bueno, esperen mucho de redes de datos (porque a eso me dedico y me apasiona en demasía), de cosas que me vaya encontrando de programación y pendejadas para aventar para arriba.

(En lo musical) Los que me conocen, sabe que mi vida está profundamente trabada por Opeth. Acaba de pasar mi cumpleaños y entonces me regalé esto:

Image

Les dejo la canción que más me traba de todo el disco en 2 versiones (acústica y la original del albúm)

http://grooveshark.com/s/Storm+Corrosion/4Bs2xh?src=5

Por cierto, tengo un blog compartido con 3 de mis mejores amigos de toda la vida,

Muere Blogosfera

Y esta es mi cuenta de twitter (que me traba en demasía):

@aldogoliath

Un placer comenzar algo nuevo.

p.d. Nací en México, pero actualmente resido en Tokio, Japón. Estoy aquí desde el año pasado (2011).

Goliath.